Galicia 2021: guía con mis lugares favoritos de las Rías Baixas

Me encanta madrugar en vacaciones. Pero, sobre todo, me encanta levantarme temprano, subirme al coche y poner rumbo a un nuevo destino. Se dice que a veces disfrutamos casi tanto preparando el viaje como haciéndolo. Hoy os quiero transmitir esas ganas de viajar y de disfrutar con una pequeña guía con algunos de mis lugares favoritos de las Rías Baixas. Os adelanto que esta lista tiene un alto contenido en pementos de Padrón y playas preciosas.

Meaño, el epicentro de las Rías Baixas

Para esta pequeña ruta por el sur de Galicia situé la chincheta en Dena Apartamentos. Este alojamiento del municipio de Meaño es perfecto para descubrir la provincia de Pontevedra. La zona está llena de vides y mucho albariño. Es uno de los núcleos donde encontraréis más furanchos, las casas de comidas típicas de Pontevedra. Además, está a un paso de la playa y al lado del pueblo de Dena, con todos los servicios necesarios.

Estos apartamentos son perfectos para ir en pareja o en familia. Además de ser súper cómodos, tienen un restaurante, La Escondida, para desayunar, cenar o comer en su súper terraza. Y otro puntazo a su favor: en Dena Apartamentos hay piscina, cancha de pádel, un campo enorme para jugar al voleibol y al fútbol, mesas de ping pong y bicis eléctricas para perderte entre viñedos. La verdad es que lo pasé genial, me encantó levantarme, darme un chapuzón y disfrutar de sus tortitas.

De furanchos

Algunos de los mejores furanchos de Pontevedra están en Meaño, a menos de 8 minutos de Dena Apartamentos. Uno de mis favoritos es O Furancho de Juan. Si estáis por las Rías Baixas no os podéis perder este sitio. Tenéis que llamar antes para reservar (no os olvidéis de decir que queréis comer o cenar en la terraza). Puedes sentarte bajo las parras, la comida está increíble y el trato es casi lo mejor. Nosotros probamos el vino de la casa en una cunca, además de zorza, calamares, pementos de Padrón y ensalada mixta. ¡Riquísimo!

Otro furancho para apuntar a la lista: Furancho de Marcos. Rodeados de más parras, aquí tomé unas almejas a la marinera casi tan ricas como las de mi madre (y eso que las que prepara ella son casi insuperables). También tienen volandeiras, más pementos y un flan de café de postre increíble!

Y tercer furancho para esta ruta gastronómica por las Rías Baixas: A Casa Pequena. Este precioso jardín con mesas debajo de los árboles es tan bonito de día como de noche. Hay que probar su huevo con pan de maíz y también el lacón á feira.

Playas, chiringuitos y más restaurantes

Muy cerquita de Meaño están algunas de las playas más conocidas de las Rías Baixas. Una de las más famosa, y más bonitas, es la playa de A Lanzada. Es una playa abierta al mar, en la que disfrutar del Atlántico en estado puro. Muy cerquita, en dirección a O Grove, cualquiera de las playas de San Vicente do Mar bien merecen una parada. Son  tranquilas, con el agua calmada para darte un chapuzón y rodeada de chiringuitos.

Aquí van algunos sitios para hacer una parada en O Grove. Uno de los más míticos es el Náutico de San Vicente do Mar: si vas a O Grove tienes que parar sí o sí en este bar en el que casi puedes estar descalza sobre la arena. Hay un montón de chiringuitos en los que parar a comer, pero yo os recomiendo lugares dentro de O Grove muy Donkeycool. El primero es el Bar O Peirao, un bar de marineros al lado del muelle para comer berberechos y calamares increíbles.

Otro sitio que merece la pena visitar es Villa Rolendis. Tiene vistas a A Toxa y una preciosa terraza para tomar un café llena de puertas y ventanas antiguas. La decoración del local es lo más: me encantó el detalle del baño, donde recuperaron unos antiguos lavacabezas de peluquería para convertirlos en la pila de las manos. También tienen restaurante, así que es ideal para reservar y comer o cenar con vistas.

Como en Bali

La lista de sitios es casi infinita en las Rías Baixas. Si os apetece coger el coche y visitar las playas del sur de Pontevedra, dos de mis favoritas son Lapamán y Aguete. La primera tiene unas puestas de sol increíbles. En la segunda os esperan dos súper terrazas que no os podéis perder. La más conocida: Los Tres Monos Aguete. Abrieron hace menos de un año y tiene unas vistas increíbles.

Un poco más adelante hay un chiringuito con el que teletransportarte a Bali, pero sin salir del concello de Marín. Me encanta la decoración de Chiringuito Aguete, con sus lámparas de rafia, sus farolillos blancos y sus mesitas bajas de madera. También me gusta mucho su carta, muy fresca y pensada para poder desayunar rico con los pies en la arena y escuchando buena música. Yo probé una de sus tostadas y estaba increíble. ¡Tenéis que ir sí o sí!

Y hasta aquí mi pequeña guía de las Rías Baixas (podéis ver aquí también mi guía por la Ribeira Sacra). Os recomiendo que echéis un vistazo a todo lo que podéis hacer desde el concello de Meñao. Merece la pena alojarse y darse un chapuzón en la piscina de Dena Apartamentos, ir de ruta de Furanchos o disfrutar de un buen albariño en cualquiera de las bodegas de la zona. ¡Felices vacaciones a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top