Lost in… Iceland. 3358-Día 1

reikiavik

3.358. Esos son los kilómetros que hicimos en Islandia. Diez días para recorrer la isla en círculo. Islandia solo tiene una carretera principal, la Ring Road, que da la vuelta a la toda la isla. Puedes recorrerla en el sentido de las agujas del reloj, como hicimos nosotros, empezando por el oeste, subiendo hasta el norte, bajando por el este y terminando el recorrido en el sur, o al revés. La mayoría de la gente suele elegir la segunda opción porque muchas de las atracciones más conocidas, como el Círculo Dorado, están en la parte sur. Nosotros empezamos por las zonas menos pobladas y desconocidas y fue todo un acierto!!! El oeste y el norte de Islandia son de otro planeta.

El vuelo a Reikiavik

Llegamos a Reikiavik a las 8.00 de la mañana en un vuelo directo desde Barcelona con Norwegian. Son cuatro horas en el aire y una diferencia horaria de dos horas con respecto a España. Tenía claro que nuestra primera parada sería en Reikiavik para inaugurar nuestro viaje con un brunch en Bergsson Mathús. Después de recoger el coche de alquiler en el aeropuerto (siempre con Avis), y de superar con nota todas las advertencias que te hacen antes de alquilarlo (que si en Islandia puede haber tormentas de arena, que si ten cuidado al abrir la puerta del coche porque el viento es tan fuerte que la puede romper…), nos fuimos para Reikiavik a por nuestro brunch en Bergsson Mathús. El local es precioso y el brunch estaba buenísimo! Llevaba hasta humus! Eso sí, aquí empezamos a ser conscientes de que los precios en este país no eran una broma: 50 euros un brunch para dos.

Después de dar una vuelta por la zona antigua de Reikiavik, carretera y manta! Pusimos rumbo al oeste hasta Borgarnes. No sin antes hacer mil paradas en la carretera para fotografiarlo absolutamente todo! Los carteles, las montañas… También aprovechamos para hacer una parada técnica en el supermercado. Allí hay dos cadenas que debéis tener en cuenta porque son las más baratas: Bonus y Netto. El primero tiene precios bajos, pero poca variedad. Netto fue mi favorito: bien de precio y muchos muchos productos. Os recomiendo que los visitéis lo antes posible para cargar el maletero de agua, pan, fruta y yogures islandeses! Los precios en Islandia son muy elevados y esas pequeñas compras en el supermercado os darán la vida!!!

Terma Deildartunguhver

En Borgarnes entramos en calor en un local muy chulo, con un trono mirando a las montañas. Apuntad el nombre: Blomasetrid – Kaffi Kyrrd. De ahí nos fuimos a nuestro primer hotel: el hotel A. ¿No podía tener mejor nombre para empezar al viaje, verdad? De camino al hotel A experimenté una de las mayores sorpresas de mi vida: ver, de repente, como la tierra empezaba a echar humo por todas partes. Todo venía de la terma de Deildartunguhver, donde el agua salía de la tierra en estado de ebullición. ¡Una auténtica pasada! Eso sí, antes de encontrarla, nos metimos varias veces en granjas de particulares. Todas tienen acceso a la carretera principal y a veces las puedes confundir con caminos. No pasa nada, los islandeses son muy amables!!!

El primer día inicié también mi colección (y obsesión) de cascadas! Cerca del hotel había dos, pequeñas, pero muy monas: Hraunfossar y Barnafoss. No intentéis aprender los nombres islandeses. ¡Es imposible! Y así, con ganas de más y con el sol todavía brillando en el cielo, nos fuimos a la cama esperando por un nuevo día!

¡Espero que os haya gustado el post! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!






















 

 

23 thoughts on “Lost in… Iceland. 3358-Día 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top