Lost in… Iceland. Día 5

El cuarto día en Islandia fue muy muy muy guay (lo podéis ver aquí) y el quinto no se quedó atrás. Después de pasar la noche en nuestra cabañita de Egilsstadir, Skipalaekur Cottages, nos levantamos para conocer uno de los pueblos más bonitos de Islandia: Seydisfjordur.

Cómo calcular la distancia

Antes de salir del hotel miramos en Google la distancia. En teoría solo estaba a 30 minutos en coche. Queda cerca, dijimos. Nada más lejos de la realidad. En Islandia debes tener en cuenta dos factores para calcular cuánto tardarás en llegar de un punto a otro: uno es el estado de las carreteras y otro el tiempo. Como os comenté durante todo el viaje, el tiempo cambia cada cinco minutos. Y aunque salimos de Egilsstadir con un día maravilloso, cuando empezamos a subir el puerto de montaña por el que hay que pasar antes de llegar a Seydisfjordur se puso a nevar. Sí, casi sin darnos cuenta habías cruzado el muro de «Juego de Tronos». El paisaje era espectacular, aunque daba un poco de miedito jeje.

La verdad es que superado el puerto el camino fue una maravilla. Paramos en una cascada solitaria, preciosa, y llegamos a Seydisfjordur, con sus casitas y sus calles de colores. Es un lugar muy, muy, muy fotogénico donde me hubiese quedado todo el día. Pero después de reponer fuerza con uno de los yogures más ricos de Islandia seguimos nuestra ruta de nuevo.

Recorrido por el este

El este de Islandia es famoso porque a la costa de Borgarfjörður Eystri llegan los frailecillos en verano. No nos dio tiempo de llegar hasta allí, fue una pena, pero nos queda pendiente para otra ocasión. Seguimos nuestra ruta en dirección al sur de la isla. Y aquí vivimos la segunda aventura del día: la carretera principal, la Ring Road, estaba sin asfaltar!! Lo podéis ver en una de las fotos. Sí, esa es la autopista de Islandia 😉

Después de muchos kilómetros por una carretera que bordea la costa, de pasar por más cascadas estratégicamente colocadas para que te pares a hacerles una foto, el paisaje se volvió negro y muy rocosa. Eran nuestras primeras playas de arena negra, una maravilla.

Sopa de langostinos

El objetivo del día era llegar a Hofn y tomar uno de los platos más típicos de Islandia: la sopa de langostinos. El lugar elegido: Pakkhus, uno de los restaurantes más famosos de la isla para comer marisco. Está situado justo junto al puerto y se te hace la boca agua cada vez que vez salir un plato de la cocina. ¡La sopa estaba buenísima!

Y así acabó nuestro quinto día, ¡de la mejor forma posible! ¡Espero que os guste el post!

¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

19 thoughts on “Lost in… Iceland. Día 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.