Para cuando volvamos a viajar: Pensao Agrícola

Pensao Agricola

Dede que empezó el confinamiento, ¿cuántas veces has retrocedido en el tiempo a través de las fotos del carrete de tu móvil? No está mal disfrutar recordando buenos momentos y pensando que vendrán otros igual de buenos o mejores. Yo estos días tuve tiempo para tirar mucho de carrete. También para pasar horas en la web de Zara Home buscando inspiración. Y fue ahí donde encontré un sitio que conocía y formaba parte también de mis recuerdos. Una granja mágica en el sur de Portugal en la que estuve hace dos veranos… ¡Y de la que todavía no os había hablado en el blog! Así que, aprovechando que no puedo salir de casa, encendí el móvil viejo y me puse a viajar en el tiempo hasta septiembre de 2018. Y ahí estaban esperándome estas imágenes: las de Pensao Agrícola, un pequeño alojamiento en Tavira, en la zona del Algarve, al que volvería ahora mismo con los ojos cerrados.

Tarta de higos y burritos

Fue un viaje corto, pero intenso. Atravesamos todo Portugal para poder alojarnos allí: casitas bajas, una terraza para desayunar sin mirar el reloj y camas viejas repartidas por el increíble campo amarillo para poder disfrutar, a lo grande, de las puestas de sol. Un Algarve puede que más desconocido, totalmente rural. Pensa Agrícola es una quinta construida en 1920 y que funcionó como granja hasta 1970. Estuvo cerrada durante 40 años hasta que volvió a abrir convertida en un alojamiento rural de solo seis habitaciones para pasear entre higueras, limoneros y olivos.

Tenía fotos de los días que pasamos en Pensao Agrícola. De sus desayunos en los que no faltaba la mermelada y el pastel caseros de higo . Uno de los pequenos almorços que está en mi top five. También de su piscina y su calma: el único sonido que se escuchaba era el de los grillos. Del fuego que encendían todas las tardes antes de la puesta de sol. De la pequeña granja habitada por Ernesto, el burro guardián de Pensao Agrícola, al que ahora se sumó también un pequeño donkey bebé.

Una de las cosas que más me gustó es que, tanto nuestra habitación como la zona de la terraza, estaba llena de revistas. De decoración, de viajes, de moda… También había muchos libros, gran parte de ellos, como los muebles recuperados, de la antigua granja. También tienen bicicletas para perderte por los caminos de esta zona de Portugal. Todo lo que necesitabas para poner un pie allí y no salir de allí hasta que se acaben las vacaciones.

El mejor alojamiento de Portugal

Forbes lo eligió como uno de los diez mejores alojamientos rurales de Portugal. Cuando estuvimos allí, los dueños, Rui Liberato de Sousa e Nuno Ramos estaban trabajando en un segundo alojamiento cerca de Pensao Agrícola. Este segundo paraíso abrió hace unos meses: se llama Hospedaria, tiene cinco habitaciones (todas con patio) y con la misma estética de Pensao Agrícola, pero cuentan que con las habitaciones más grandes (e increíbles aún si es posible) y con patio y hasta una ducha en el exterior. Paredes blancas, materiales naturales, velherias, libros, revistas y neones sorpresa.

Os dejo con las fotos de este pequeño paraíso por si, en algún momento, podemos volver a viajar. Y, si no se puede, siempre es buena idea poner buena música, encender una vela y recorrer el mundo a través de imágenes. ¡Espero que os guste!

3 thoughts on “Para cuando volvamos a viajar: Pensao Agrícola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top