Rayas rojas entre los grafitis de Reikiavik

Hoy vuelvo a Islandia para enseñaros un poquito de su capital. Reikiavik es pequeña, pero muy molona. Me encantaron sus casas de colores y sus calles llenas de arte. Hay grafitis y carteles de conciertos (muy heavy metal) por todas partes. Como manda la tradición en nuestros viajes, nos llevamos uno de los pósters que estaba pegado en una caja de la luz en la calle, y ahora lo tenemos en un marco en el suelo del salón. ¡Una pieza más para nuestra casa museo!

Con zapatillas y gorra marinera

Después de un largo día de paseo por el Círculo Dorado, volvimos a Reikiavik para disfrutar de la capital y comernos unos perritos calientes. Y aprovechando que no se hacía de noche para este hacer un shooting improvisado con este vestido de rayas de Zara tan bonito. Eso de tener luz para las fotos a las doce de la noche se sale. Es una de las ventajas del verano en Islandia. La pega es el frío que hace, ¡no lo podía tener todo!

Este vestido camisero da mucho juego. Os lo enseñé con vaqueros aquí y con canotier aquí. Esta vez lo combiné con unas Vans y una gorra marinera. Y vestida así, y encantada de ser una islandesa más en Reikivik, me fui a por los mejores perritos calientes del mundo!

¡Espero que os guste el post! ¡Besos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

Vestido Zara

Gorra Bershka

Colgante Basics by Luamarta

Snakers Vans

Deja un comentario