SP Future: ¿Qué pasaría si existiese una cuna con pantallas integradas?

En la serie Years and Years, la hija pequeña de una familia de Londres soñaba con ser transhumana. En uno de los capítulos, los famosos filtros de Instagram salían de la pantalla para convertirse en hologramas detrás de los que se ocultaba en su día a día esta adolescente. Parece una locura, ¿verdad? Esta digitalización de la vida de los niños no está tan lejos si se tienen en cuenta los estudios que hacen referencia al uso de pantallas por parte de los más pequeños: antes de los 18 años, los jóvenes españoles pasarán más de 26.280 horas mirando pantallas. Para concienciar sobre ese uso excesivo de las tecnologías, sobre todo en la edad infantil, Multiópticas lanzó esta semana una ingeniosa campaña que hizo reflexionar sobre el uso que hacen los padres de smarthphones o tablets a la hora de educar a sus hijos. Así, bajo el concepto Screen Pollution, lanzó una marca ficticia SP Future, que supuestamente ofrecía mobiliario infantil (una cuna, una trona y un caballito) con pantallas integradas. Aquí podéis ver el anuncio para la ocasión:

SP Future

La idea de esta brillante campaña era llevar al extremo las acciones que muchas veces se permiten a los niños de manera inconsciente. ¿Que llora? Le ponemos una tablet. ¿Que no quiere comer? Le ponemos unos dibujos en el teléfono. Siempre me llamaron la atención los padres que presumían de que sus hijos ya sabían desbloquear el teléfono o buscar en internet sus dibujos favoritos desde muy pequeños. Si a mí, como adulta, pasar tantas horas delante del móvil y del ordenador me provoca agotamiento, imagínate lo perjudicial que puede ser para un niño. Parece una locura pero, de acuerdo con la campaña de Multiópticas, existen en las redes sociales padres que demandan este tipo de productos. Laura Escanes, una de las cómplices en esta ingeniosa campaña, contaba que, después de anunciar la supuesta cuna con cuatro pantallas de SP Future, recibió algún mensaje preguntándole dónde la podían comprar.

El tiempo que pasamos delante de una pantalla no es una broma. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los menores de cinco años no deberían pasar más de una hora frente a una pantalla cada día, y cero horas en el caso de los menores de un año. Y la realidad es que esto no se cumple. Según el estudio realizado por Multiópticas, un 87% de padres se preocupan por el tiempo que pasan delante de las pantallas sus hijos, aunque 3 de cada 10 compran dispositivos a sus hijos antes de los 4 años.

Llamar la atención

Por eso, el objetivo de Multiópticas es, a través de su iniciativa Screen Pollution, seguir sensibilizando sobre el uso excesivo que le damos a este tipo de tecnología. Una forma de llamar la atención sobre la contaminación a la que estamos expuestos por la cantidad abusiva de horas que pasamos delante de una pantalla, y que puede influir negativamente en nuestra salud. En el caso de los niños, de acuerdo con los estudios de Multiópticas, uno de cada tres niños comenzó a utilizar dispositivos con pantallas antes de los 3 años y a los 9 años muchos niños reciben ya su primer teléfono móvil. De media, uno de cada tres niños pasa más de cuatro horas mirando una pantalla, y esa cifra se supera cuando se trata de adolescentes entre 12 y 17 años. Las horas de exposición aumentaron, además, durante el confinamiento: niños y jóvenes estuvieron delante de una pantalla al día 1,39 horas más de lo habitual.

La controvertida campaña de la cuna con cuatro pantallas es una forma de poner el foco sobre este problema. Y a vosotros, ¿os preocupa el tiempo que pasáis delante de una pantalla? ¿Qué opináis del tiempo que pasan los pequeños delante de tablets o teléfonos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top