Lost in… Beijing. The hutong

No podía marcharme de Pekín sin visitar los hutong, callejuelas con casas al estilo de las corralas y corralones, pero con viviendas mucho más precarias (normalmente, el baño es comunitario), donde viven muchos, pero cada vez menos, de los auténticos pekineses. Pasear por estas calles es como hacer un viaje en el tiempo, con saltos continuos al pasado y al futuro. Me adentré en el hutong de Nanluogu Xiang armada con un vestido largo de Zara y las sandalias negras tipo Birkenstock. Este paseo matutino es uno de los mejores recuerdos que me llevo de esta ciudad inmensa, dura y acogedora al mismo tiempo. En un abrir y cerrar de ojos ya estaba dentro de un tren rápido (a 304 kilómetros por hora) camino de mi siguiente destino: la maravillosa Shanghai! ¡Espero que me acompañéis en el próximo post! ¡Besos y muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios!

I could not leave Beijing without visiting the hutong. Walking through these streets is like taking a trip back in time. I went into Nanluogu Xiang hutong armed with a long dress from Zara and black sandals similar to Birkenstock ones. This morning walk is one of the best memories I take from this huge city, hard and welcoming at the same time. I caught a fast train to my next destination: the wonderful Shanghai! I hope you accompany me in the next post! Kisses and thank you for your visits and comments!

Vestido/Dress Zara
Sandalias/Sandals Zara

Lost in… Beijing. The Great Wall

Es cierto que a la Gran Muralla hay que subir (con un tramito basta, eh) al menos una vez en la vida. El viaje es un atasco permanente, pero vale tanto la pena que enseguida se te pasan las penurias del trayecto. Después de unos cuantos escalones te preguntas por qué no has hecho más ejercicio estos últimos meses. El tramo que visitamos, a unos 50 kilometros de la ciudad, es increíble y las vistas desde las alturas indescriptibles! Tras la visita al monumento nos acercamos al Palacio de Verano, todo un espectáculo con sus templos, su lago y sus cerezos en flor. Me encanta cómo en China, y también lo viví en Japón, la gente mima la naturaleza. Como el día estaba bastante apacible aproveché para estrenar la camiseta con transparencias que veis en algunas fotos, combinada con los leather pants de Mango y las slip on que os presenté en el anterior post. Por la noche, cenamos en Houhai, una estación obligada en cualquier viaje a la ciudad. ¡Espero que os guste el post! Próxima parada: los espectaculares hutongs de Pekín. ¡Besos y muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios! ¡Os espero en Bloglovin!

It is true that you have to climb the Great Wall at least once in life. The journey to it is a permanent traffic jam, but so worth it. The views from the heights are indescribable! After visiting the monument we approach to the Summer Palace, a show with its temples, its lake and cherry blossom. I love how in China, and also lived in Japan, people take care about nature. To this day I wore my new transparent t-shirt, leather pants from Mango and Zara slip on. At night , we had dinner at Houhai, a must on any trip to the city. Hope you like the post ! Next stop: the spectacular hutongs of Beijing. Kisses and thank you for your visits and comments! I wait for you on Bloglovin!

Camiseta/T-shirt Zara
Pantalones/Pants Mango
Slip on Zara
Mochila/Backpack Asos

Lost in… Beijing. A day with Mao


Llegamos a Pekín vía Estambul en un viaje un poco agotador, pero valió la pena, y mucho! El primer día visitamos un mercado cerca de la plaza de Tiananmen y la Ciudad Prohibida. Había retratos de Mao Zedong, templos y muchos muchos chinos por todas partes. Normal, jajaja, ya no estábamos en A Coruña. Pekín es una ciudad inmensa, imposible de recorrer a pie, pero hicimos un pequeño esfuerzo por usar lo mínimo el transporte colectivo, aunque el taxi es baratísimo. Está claro que en China no hay carné por puntos: el tráfico es un caos! Pero una vez que se bajan del coche, los pekineses son muy acogedores (les encanta hacerse fotos con occidentales), casi tanto como los shaighaneses, aunque hay costumbres, como comer murciélagos o escorpiones, un poco difíciles de entender para quienes nos criamos comiendo patatas o pulpo. No me pareció que el aire estuviese tan contaminado como cuentan en las noticias, aunque las mascarillas son un complemento más para muchos pekineses. El look que veis en algunas fotos está formado por unos vaqueros rotos y unas slip on, ambos de Zara, y una mochila de Asos que me acompañó durante todo el viaje. ¡El viernes os sigo contando mi pequeña aventura asiática! ¡Besos y muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios! ¡Os espero en Bloglovin!

We arrived in Beijing via Istanbul on a trip a bit tiring, but worth it a lot! The first day we visited a market near Tiananmen Square and the Forbidden City . There were portraits of Mao Zedong, and many many Chinese temples everywhere. Beijing is a big big city and the traffic is a mess! But once you get off the car, Beijingers are very welcoming! I did not think the air were so polluted as told in the news, although the masks are a complement to Beijingers. The look you see in some photos is formed by ripped jeans and a slip on, both from Zara, and Asos backpack that accompanied me throughout the journey. You could read more about my little Asian adventure on Friday! Kisses and thank you for your visits and comments! I wait for you on Bloglovin!

Jeans Zara
Bomber Zara
Slip on Zara
Mochila/Backpack Asos
Gafas/Sunglasses Miu Miu
Reloj/Watch Daniel Wellington