Sonrisa perfecta

Herrera & Cores

Conocí a Ana Cores por casualidad. Las dos colaboramos en Radiovoz. Un día nos tomamos un café juntas y surgió la magia. Es imposible no sentirte a gusto con Ana: es posiblemente la persona más cariñosa del mundo. Ana es odontóloga y, con su marido, Gabriel Herrera, cuidan cada día de la sonrisa de muchos coruñeses en Herrera & Cores. En esta clínica dental descubrí que ir al dentista puede ser una experiencia maravillosa. Al margen de los problemas que pueda tener cada persona, todo el que entra por la puerta de Herrera & Cores lo hace feliz. ¡Os prometo que nunca vi una sala de espera con tanta gente sonriendo! Los pacientes esperan alegres mientras escuchan música italiana de fondo y respiran el olor agradable de este lugar.

De diseño
Ana y Gabriel son el alma de esta clínica de diseño. Está en una esquina en la plaza de Cuatro Caminos. Recibe la luz del sol prácticamente durante todo el día. Dentro todo es blanco y de madera. Las paredes son curvas y el suelo de cemento visto. Cada mueble, cada detalle, fue seleccionado con mimo para hacerte sentir lo más cómoda posible. Dentro de los box, y desde el sillón, tienes la sensación de estar en una nave espacial.
El blanqueamiento
Y en manos de Ana Cores me puse para realizar mi primer blanqueamiento dental. El tratamiento consiste en dos fases: una parte se realiza en la clínica y otra en casa. En clínica, los resultados son inmediatos. Para casa necesitas unas férulas ajustadas a tu dentadura y ser constante con el tratamiento, además de evitar determinados alimentos que puedan manchar el diente (café, vino…). Yo la usaba por las tardes, mientras estaba trabajando con el ordenador.
Tengo que decir que noté los resultados desde el primer día. Los dientes se veían más brillantes, más blancos, pero de una forma natural. Estoy encantada con el efecto porque la sonrisa se ve más limpia, más radiante, pero sin ser exagerado. Tengo que reconocer que le tenía un poco de miedo al blanqueamiento, y creo que es una de las mejores cosas que he hecho. Eso sí, solo dejaría mis dientecillos en manos de Ana Cores!

 

Podéis obtener más info sobre la clínica y sus tratamientos aquí

 

Herrera & Cores


2 Comments

  1. Marjorie 5 octubre, 2018

    Me encantaría realizarme un blanqueamiento dental (mis colmillos son muy oscuros comparados con el resto de dientes) pero siempre me ha dado miedo que se puedan dañar o tener sensibilidad posterior. Si encuentras una clínica de confianza es una gran solución.
    Besotes

    http://www.mybeautrip.com

    Responder
    • Donkeycool 5 octubre, 2018

      Sí, yo también tenía ese miedo, pero la verdad es que aquí me dieron mucha confianza. Yo casi no tuve sensibilidad, pero también es algo que depende de cada persona. Mi experiencia fue muy buena, así que te la recomiendo sin duda!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.